La relación de subordinación es un factor clave para entender las particularidades de estos contratos

Dentro de las modalidades de contratación se encuentran dos que, aunque podrían parecer similares, tienen diferencias completamente marcadas: el contrato de trabajo y el contrato de locación de servicios. La SUNAFIL te orienta para que conozcas sus diferencias:

¿Cuál es la diferencia entre ambos?

El contrato de trabajo es un tipo de acuerdo que establece una relación de subordinación con el empleador. El trabajador, por la labor realizada, es incluido en planilla y percibe una remuneración, así como beneficios de ley.

  • SOWTWARE DE CONTABILIDAD

La principal característica es que el trabajador está sujeto a las condiciones que pone la empresa para las labores: un horario establecido, un desempeño de labores en un área determinada, entre otros.

En tanto que el contrato de locación de servicios es un contrato civil donde el prestador tiene autonomía en la ejecución de sus servicios. No existe vinculación laboral, sin embargo, se debe cumplir con entregar el producto o servicio requerido y establecido en el contrato.

Al haber autonomía no existe una relación laboral propiamente dicha, y por lo tanto no se generan derechos laborales. En ese sentido, la persona recibe por su trabajo honorarios o una retribución, mas no una remuneración.

Sin embargo, en algunos casos puede existir una desnaturalización de estos contratos, y en estos casos la SUNAFIL realiza un trabajo preventivo y de fiscalización a fin de fomentar la formalidad en los trabajos.

 

Si desea aprender sobre temas laborales , tributarios y contables ,lo invitamos a visitar nuestro portal de cursos online en : https://institutocontable.org/

0 0 votos
Califica este artìculo
Suscribirse
Notificarme sobre
guest

0 comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
0
Nos gustan tus opiniones, por favor comenta.x

    Contactar Asesor
    Hola 👋
    ¿En que puedo ayudarte?